30 October 2018

Cómo el perfil de Recursos Humanos crea valor en una empresa

Posted by Paolo Lombardo

Master en RRHH

Las empresas que aspiren a una gestión global, efectiva y rentable no deben limitar las funciones de un departamento clave como el de Recursos Humanos (RRHH) a confeccionar nóminas y contratos y gestionar vacaciones o permisos.


Para poder generar verdadero valor en una empresa, el departamento de Recursos Humanos ha de tener un perfil más estratégico y ambicioso, encontrándose entre sus objetivos: la búsqueda y retención de los mejores talentos, el desarrollo de los colaboradores tanto en términos de conocimientos técnicos como de competencias determinantes para el éxito de su desempeño, la implantación de anclas motivacionales que favorezcan la satisfacción personal y apuntalen a un clima laboral positivo que, además, refuerce el employer branding de la organización.

Formas concretas para crear valor a través de Recursos Humanos

Pero ejercer las tareas típicas asociadas a la profesión -selección de personal, planificación de plantillas, planes de formación, evaluación de desempeño y planes de compensación y beneficios-pueden no ser suficiente para crear verdadero valor para las empresas, sino que es necesario que desde RRHH se pongan en marcha o se lideren acciones innovadores y eficaces, enfocadas en aglutinar a los colaboradores, definir y comunicar objetivos comunes, y profundizar en el desarrollo de las carreras de aquellas personas con alto potencial.

A continuación, citamos 5 líneas de actuación que Recursos Humanos no puede dejar de considerar:

 1)   Más que contratar trabajadores, detectar los mejores talentos

La selección de empleados debe realizarse con base en una planificación estratégica, que tenga en cuenta las necesidades actuales y de futuro. Es fundamental no limitarse a encontrar perfiles, sino reclutar a los mejores en cada puesto, y determinando quiénes son aquellas personas que se desean retener en el medio y largo plazo. 

2) Formular planes de desarrollo realistas y prácticos

La gestión de la formación como parte del proceso de desarrollo de los trabajadores es una de las mejores inversiones que puede realizar una empresa, pero no todo vale. Es importante que el departamento de RRHH detecte las verdaderas necesidades de los colaboradores y contrate a aquellas empresas de formación que cuentan con planes formativos de calidad, útiles para el desarrollo del puesto y motivadores para las personas que participan en ellos.

3) Estimular la motivación de toda la plantilla

Los incentivos económicos no pueden ser la base de los procesos motivaciones que se desarrollan en las organizaciones. Fomentar el bienestar de los empleados, hacerlos sentirse bien en el plano tanto profesional como personal ofreciéndoles un buen ambiente de trabajo, un conjunto de tareas retadoras, y una guía donde la compresión y el apoyo se convierten en  elementos esenciales de la gestión, son cuestiones que no deben descuidarse si queremos que las personas den lo mejor de sí mismas en las empresas.

4) Fomentar el mejor clima laboral

Existen múltiples acciones que el departamento de RRHH, apoyadas por la Dirección General de la empresa, que pueden llevarse a cabo para mejorar el clima laboral: ofrecer sesiones de coaching individual y grupal, reforzar los procesos formales de comunicación interna y externa, organizar eventos que sirvan para desarrollar proyectos de Responsabilidad Social Corporativa tendrán como resultado final la consolidación del orgullo de pertenencia a la empresa de sus miembros.

5) Trabajar en un liderazgo transformacional

El departamento de RRHH tiene que detectar y promocionar a líderes con grandes conocimientos técnicos en su área pero que, ante todo, sean capaces de comunicar muy bien sus ideas, tengan entusiasmo y optimismo, y que sepan contagiarlo al resto de la organización.

El liderazgo impositivo no funciona a la larga, ya que de esta forma no se saca el máximo partido ni de los trabajadores a título individual, ni de los distintos departamentos de la organización.

Los cambios son continuos e imparables de las empresas, y  muchas veces van de la mano de la imparable evolución tecnológica. Por eso se necesitan líderes transformacionales, que no le tengan miedo a los cambios y que se impliquen con convencimiento en mejorar y transformar las empresas con una filosofía de mejora continua, donde todos y cada uno de los colaboradores se vean implicados, sin exclusiones.

En un contexto global, competitivo y cambiante, el capital humano se ha convertido en el verdadero y más preciado valor de las empresas. Un valor que debe ser potenciado y dirigido convenientemente en aras de alcanzar unos objetivos corporativos y comunes.

Y es precisamente el área de RRHH, por el rol estratégico tan importante que ostenta en cualquier empresa sin importan su sector o tamaño, la ideal para dirigir este enfoque aglutinador, seleccionar a hombres y mujeres con los máximos potenciales, sacar lo mejor de ellos mismos en lo profesional y lo personal, y colaborar con los mandos naturales para desarrollarles y motivarles al máximo.

El Máster de Recursos Humanos de EUDE te prepara como líder y especialista en la gestión del capital humano, además de brindarte las aptitudes necesarias para liderar el departamento de Recursos Humanos de cualquier tipo de compañía, capacitándote para dar soluciones efectivas a las necesidades de captación y retención de personal. 

 

Paolo Lombardo, Responsable del área de recursos humanos

EUDE Business School

Máster Recursos Humanos Eude