28 November 2017

Por qué es importante la calidad en la gestión empresarial

Posted by Miguel Hermida

Por que es importante la calidad.jpg

La calidad en la gestión empresarial es un factor fundamental para el desarrollo económico y para la competitividad en las organizaciones. De esta manera, en el ámbito de las empresas se está promoviendo una gran expansión en la gestión de la calidad total.

Asimismo, la calidad en la gestión empresarial permite a las empresas llevar a cabo procesos totalmente planificados en los que se conozca en cada momento la manera de actuar frente a situaciones normales de funcionamientos o condiciones óptimas o, por el contrario, cómo actuar ante una desviación de los requisitos establecidos.

La norma ISO 9001 establece la regulación de los Sistemas de Gestión de Calidad en las empresas siendo un referente y superando el millón de certificados en todo el mundo. Esta norma está basada en ocho principios de gestión de calidad:

. Orientación al cliente

. Liderazgo

. Participación del personal

. Enfoque basado en procesos

. Enfoque de sistema para la gestión

. Mejora continua

. Enfoque basado en hechos para la toma de decisiones

. Relaciones mutuamente beneficiosas con el proveedor

Un modelo interesante que existe en Europa es el Modelo Europeo de Excelencia Empresarial (EFQM) basado en la autoevaluación por parte de la propia empresa en base a unos criterios definidos:

. Orientación hacia los resultados.

. Orientación al cliente

. Liderazgo y coherencia en los objetivos

. Gestión por procesos y hechos

. Desarrollo e implicaciones de las personas

. Aprendizaje, innovación y mejoras continuas

. Desarrollo de Alianzas

. Responsabilidad Social

 

Existen muchas ventajas de tener un sistema de gestión de calidad como son la reducción de costes asociados a los procesos y los productos, la mejora de la imagen externa de la organización, aumentar nuestra presencia en el mercado o mejorar la satisfacción de los clientes.

Los aspectos claves de la calidad en la gestión empresarial son:

 

  1. Satisfacción del cliente

La empresa debe satisfacer las necesidades y expectativas de los clientes (tanto internos como externos) para que éstos tengan una opinión positiva sobre la misma, ya que su presencia y fidelidad resulta clave en la posición de una empresa a largo plazo.

 

  1. Disponer de la información adecuada

Es imprescindible disponer de la información adecuada sobre los clientes en los que se incluyan aspectos como sus necesidades y las características en las que se fijan para determinar el nivel de calidad conseguido.

 

  1. Autoevaluación

La autoevaluación es primordial para realizar el diagnóstico de una empresa o evaluar su grado de madurez, de modo que se puedan apreciar sus fortalezas y oportunidades.

El personal de la compañía debe tener la posibilidad de proponer y realizar cambios en los procesos  y, al mismo tiempo, aportar soluciones a los problemas que surjan. Esto se consigue mediante la formación y la mejora de sus conocimientos y competencias.

Este proceso debe tener el apoyo y el compromiso de la Dirección para aceptar los resultados y promover los planes de acción que surjan.

 

  1. Selección de criterios y responsables

Realizar una selección de los criterios a la hora de trabajar permite identificar las áreas más fuertes y los puntos de mejoras, así como los responsables de las distintas tareas de la organización.

 

  1. Evaluación de la calidad de los productos y los servicios

Para poder evaluar la calidad de los productos y los servicios se deben analizar las siguientes variables:

. Elementos tangibles. Las instalaciones físicas, equipos, personal y materiales de comunicación.

. Fiabilidad. Ofrecer servicios de excelencia y veracidad.

. Empatía. Ponerse en el lugar de los clientes ofreciendo una atención personalizada.

. Seguridad. Generar credibilidad y confianza en los usuarios.

. Capacidad de respuesta. Disposición y voluntad para ayudar a los usuarios y proporcionar un servicio rápido.

 

  1. Detectar deficiencias

Las deficiencias son los fallos percibidos por parte de los clientes en la calidad de los servicios. Así, esta deficiencia representa una discrepancia entre el servicio esperado y el servicio ofrecido.

Aunque este sea un aspecto negativo, no debe pasar desapercibido ya que define la calidad del servicio. Como es sabido, los procesos son el motor de la organización y en un entorno de cambio constante es necesario aplicar una metodología de mejora continua que proporcione respuestas eficientes.

Una eficiente gestión de proyectos hace toda la diferencia en la búsqueda de resultados más asertivos. Un proyecto bien gestionado tiene mayores posibilidades de alcanzar todos los objetivos que fueron planificados y contribuir de forma significativa al desarrollo organizacional.

 

Por lo tanto, una gestión empresarial que sea referencia de eficiencia y eficacia es aquella pautada en la calidad en la ejecución de los servicios y que posea una mirada gerencial dinámica y amplia capaz de promover el desarrollo de una organización, construyendo caminos más confiables y asertivos para el logro de los objetivos proyectados y en la realización de grandes logros.

El MBA Especialidad en Gestión de Proyectos te capacita para gestionar con éxito los proyectos que se realizan en una empresa gracias a los conocimientos reales y prácticos adquiridos durante la formación.

 

Miguel Hermida

Departamento Internacional EUDE BUSINESS SCHOOL

Master MBA   

Topics: MBA, máster MBA, Gestion de proyectos, gestión empresarial