27 October 2017

¿Emprender tu negocio o comprar una franquicia?

Emprender tu negocio o comprar una franquicia

Si has tomado la decisión de abrir tu propia empresa puede que tengas dudas al elegir entre abrir una franquicia o emprender  tu negocio. Ambas opciones tienen ventajas  y riesgos, por esto es importante tener en cuenta tus objetivos y que riesgos estás dispuesto a asumir.

Una franquicia puede ser una buena opción para aquellos emprendedores que el emprender un negocio les resulte especialmente complejo y sobre todo la incertidumbre de si esa idea que se emprende gustará en el mercado, situación que no pasa en las franquicias donde su éxito está comprobado . Por otra parte, emprender tu negocio propio puede ser una opción más atractiva para aquellos que desean tener un total control sobre las operaciones desde los primeros pasos.

Antes de dar un paso adelante debes barajar los pros y los contras,  para así, evitar errores comunes asociados con el inicio de un negocio.

¿Emprender tu negocio o comprar una franquicia? Te damos unos consejos para que elijas la opción más se adapte a ti:

  1. Percepción de la marca

Con una franquicia, la marca ya está establecida en el mercado  y ya se conoce el nivel de éxito y reconocimiento por parte del mercado.

Al emprender tu negocio te arriesgas a crear tu propia marca, ya que esta debe ser la adecuada para tu nuevo negocio. Es preferible que contrates a un experto en Branding para que te asesore y desarrolle la mejor marca posible, ya que este elemento es fundamental para el éxito de la empresa.

  1. Equipos y proveedores

Una franquicia viene con un modelo de negocio establecido, así que no hay necesidad de negociar con los proveedores, crear la imagen de marca etc. . Tendrás más apoyo que un propietario de negocio individual y recibirás cosas tales como capacitación, asistencia de mercadeo y apoyo corporativo general.

Sin embargo, mientras algunos disfrutan de la seguridad y facilidad que ofrece este esquema, otros prefieren ser innovadores y tomar la propia creatividad a la hora de emprender. Por lo tanto, si eres una persona altamente creativa llena de ideas diferentes y deseas convertir estas ideas una realidad, entonces, debes emprender tu negocio.  Eso si, debes elaborar un plan de negocio previo que me guie los pasos para emprender tu idea.

  1. Costes recurrentes

En cuanto a los costes de un modelo o de otro, no podemos afirmar que la franquicia o el propio negocio sea uno más barato que otro, esto dependerá de la franquicia en cuestión y de la idea a emprender. Si es vital hacer bien los números, compararlos y ver los pros y contras de un modelo o de otro. Hay que tener en cuenta que no todas las franquicias son iguales. Así el franquiciador además de la inversión inicial ha de realizar una serie de pagos como:

  • Canon de adhesión: suele ser un pago único por la cesión de la marca y del know-how.
  • Royaltie: pago periódico bien mensual o anual por el servicio prestado por el franquiciador (creador y propietario de la marca) y por el asesoramiento que presta. Estos royaltie suele ser un porcentaje de la facturación y no todas las ideas franquiciadas lo exigen.
  • Cuota por publicidad o marketing: es habitual el pagar un porcentaje sobre ventas o bien una cuota fija, destinadas a sufragar las campañas de  publicidad y promoción de todo el grupo o red de franquicias.
  1. Libertad

Al emprender tu negocio propio tendrás más control de todas las operaciones y de la dirección que vas a tomar.

En una franquicia siempre estarás sujeto a decisiones del franquiciador, y por lo tanto, tendrás menos libertad para decidir cuánto invertir, dónde abrir su negocio, qué equipo comprar y probar sus propias ideas.

  1. Expansión futura

Comenzar un negocio desde cero es un desafío que, en muchos casos, supone un gran riesgo, pero el potencial es infinito. Cuando eres independiente, hay más posibilidades de ampliar y controlar cuánto y cómo invertir. Por ejemplo, si el flujo de caja es lento, los emprendedores independientes pueden aplazar planes de expansión o limitar el alcance de los nuevos proyectos.

Una franquicia puede crecer solo hasta cierto punto, sin embargo, no hay límite para el crecimiento de tu propio negocio, claro, si toda va bien.

Como ves, no hay una respuesta segura sobre qué estrategia es la mejor, esto dependerá del modelo de negocio y de la filosofía de tu empresa sobre lo que quieres conseguir. Un análisis cuidadoso y reflexivo de tus metas personales para establecer un negocio debe ayudarte a decidir sobre el tipo de oportunidad que es mejor para ti.

Es verdad que existen franquicias en prácticamente todas las actividades, pero eso no significa que la empresa de tus sueños encuentre el modelo ideal en una de ellas. De la misma forma, lo que planeas como negocio propio tal vez encaje mejor, con mayor probabilidad de éxito, en la forma de franquicia.

Sea cual sea tu elección, si debes contar con un buen plan de negocio, que contemple  un plan estratégico serio con el objetivo de reducir al máximo incertidumbres y evite  improvisaciones  de cualquier tipo y que te permita  enfrentarte a diferentes escenarios.   

EUDE Business School gracias a su amplia oferta de másteres te ayudará a concretar tu idea a la hora de abrir una empresa, ya que podría tratarse no solo de una aventura pasajera sino de la concreción de un sueño duradero.

 

Juan Díaz del Río

Director del MBA en EUDE Business School

Master MBA

 

Topics: MBA, máster MBA, emprendedor