11 December 2018

Employee experience: el futuro de los Recursos Humanos

Posted by Paolo Lombardo

Employe Experiencee copia

Hace ya bastantes décadas que las empresas enfocan sus esfuerzos en mejorar la experiencia de sus usuarios o clientes. Pero hoy en día no es suficiente con eso: para aumentar la productividad, mejorar los niveles de rentabilidad y lograr una mayor ventaja competitiva es necesario aumentar la satisfacción de los empleados, lograr que den lo máximo de sí mismos y retener a los mejores talentos. Y para ello es necesario que la empresa priorice también el Employee Experience.

¿Qué es el Employee Experience? ¿Cómo mejorar la experiencia del empleado?

El concepto Employee Experience o experiencia del empleado  es muy amplio, ya que engloba todo aquello que un trabajador llega a experimentar en su relación con la empresa mientras se desempeña en ella. Se trata, por lo tanto, de una suma de factores muy diversos: relaciones con compañeros, superiores, colaboradores y con la dirección, cuestiones técnicas o profesionales, y también factores de carácter emocional y personal como el tipo de trabajo que se desempeña o la relación con los stakeholders.

El papel del departamento de RRHH

Hasta ahora la mayoría de empresas dirigían sus esfuerzos en crear productos y servicios que sirvieran para satisfacer las necesidades de los usuarios, conseguir un buen servicio postventa y proporcionar una buena atención al cliente. El objetivo final de todo esto era generar una óptima experiencia del cliente.

Sin embargo, fueron muy pocas las empresas que pusieron en marcha proyectos bien definidos con el fin de mejorar la experiencia de sus empleados, a lo sumo se realizaban algunas acciones aisladas y sin conexión.

En la actualidad son cada vez más las organizaciones concienciadas  con la necesidad de conseguir, también, una buena experiencia del empleado. Pero en la práctica, lograrlo no es tarea fácil.

En realidad, de la misma forma que es posible mejorar la experiencia del cliente, también se puede hacer lo mismo con la de las personas que trabajan para una  organización, pero para ello es indispensable la implicación  tanto de la Dirección General como de la unidad de RRHH de la empresa. Será desde este centro neurálgico donde se pueden centralizar los esfuerzos para intentar que el empleado se sienta a gusto con y en la empresa, considerándose valorado y protegido por ésta y, en definitiva, comprometido con la misión, la visión y la estrategia empresarial.

Acciones para mejorar el  Employee Experience

Un programa de Employee Experience, para que sea verdaderamente efectivo, debe basarse en una estrategia definida y responder a unos objetivos concretos. A partir de aquí se pueden poner en marcha acciones específicas con el objeto de mejorar la experiencia de los empleados, como por ejemplo:

  1. Mejorar el espacio físico y adaptarlo a las necesidades de los profesionales: las zonas de trabajo deben ser amplias, ventiladas, limpias y luminosas. A ser posible, contar con una zona de descanso u office con todo lo necesario para relajarse: butacas, dispensadores de café y bebidas, máquinas de juegos, etc.

  2. Crear un equipo de trabajo específico –coordinado por RRHH- que dedique un tiempo a identificar necesidades de los empleados y proponga soluciones para hacer más agradable su experiencia en la empresa.

  3. Generar oportunidades no solo de crecimiento profesional, sino también personal: proponer actividades recreativas y de ocio, facilitar el encuentro de los compañeros fuera del horario de trabajo, asociar dichas actividades a la Responsabilidad Social de la Empresa…

  4. Aprovechar las oportunidades que nos brindan las nuevas tecnologías: para generar un contacto más directo entre los empleados, y no al revés. Bien utilizadas las redes sociales, los chats, blogs etc. pueden combinar perfectamente cuestiones estrictamente laborales con el entretenimiento y la comunicación entre los empleados.

  5. Crear una cultura de empresa que facilite el entendimiento entre todos los empleados y que refuerce el sentido de pertenencia a la organización.

Las empresas que pretendan situarse en una posición de ventaja competitiva y crear verdadero valor de marca no pueden caer en el error de subestimar la importancia del ambiente laboral y la experiencia de sus empleados. El equipo de trabajo es su bien más preciado, y así serán los embajadores más importantes de la empresa. En la capacidad de las organizaciones para atraer y retener a los mejores talentos se encuentra, en gran medida, la clave de su éxito.

Es por esto que para las empresas el departamento de Recursos Humanos ha de ser clave. En la actualidad las personas aprovechan las oportunidades que ofrece cada mercado laboral para cambiar de puesto de trabajo considerando aspectos tales como el desarrollo personal y profesional, las mejoras salariales, o la posibilidad de conciliar vida familiar y profesional. Por eso el departamento de Recursos Humanos tiene que ser capaz de ponerse en el lugar de los empleados, escuchar sus necesidades y hacerlos sentirse parte de la empresa.

Si tu pasión es el trato con la gente, eres empático y te gusta escuchar, sin duda, lo tuyo son los Recursos Humanos. En EUDE disponemos de un Máster en Recursos Humanos en el que podrás conocer y profundizar sobre estas nuevas estrategias como el Employee Experience, porque tan importante es que el cliente se sienta satisfecho como que la persona que trabaja para ese cliente también lo esté.  

 

Paolo Lombardo

Director del Máster en RRHH EUDE Business School

Máster Recursos Humanos Eude

Topics: Máster Recursos Humanos