21 November 2017

Elevator pitch: qué es y cómo puedes prepararlo

Elevator Pitch

Elevator Pitch o elevator speech es una descripción concisa y cuidadosamente planificada acerca de un proyecto o emprendimiento ante potenciales clientes o accionistas. Su origen se encuentra en la pregunta: si te encuentras con alguien en un ascensor, ¿qué le dirías sobre tu proyecto para convencerlo de que es el mejor?

Cuando realices un elevator pitch es fundamental que saques tus ideas del papel para convencer a los oyentes de las oportunidades de negocio que tiene tu compañía. Para ello, tener un resumen de tu producto o servicio es esencial para conquistar al interlocutor en apenas 30 segundos. Si tu proyecto le resulta interesante, tendrás la oportunidad de tener una conversación más amplia y vender lo que deseas.

Ya sea que estés buscando inversores o simplemente tratando de hacer que las personas se interesen en tu empresa, tu capacidad para explicar qué hace que tu empresa sea única y enganchar el interés de un oyente en menos de un minuto puede ser un éxito.

EUDE Business School te recomienda estos pasos a seguir para triunfar en un elevator pitch:

 

  1. Define tu público objetivo

Aunque tu sueño sea llegar a todas las empresas es difícil realizar un proyecto enfocado en satisfacer a todo el mundo. Por ello, es importante que definas tu público objetivo.

Este primer paso de conocer a tu audiencia puede parecer trivial, sin embargo, conllevará una gran recompensa. Puedes hacer esto a través de una investigación y observación en la que definas tu cliente ideal, características, intereses, datos demográficos, etc.

 

  1. Identifica el problema

No te quedes solo en lo superficial, identifica qué problemas tienen los clientes potenciales. Hazles preguntas, no eres aburrido por hacer esto, ya que cuando planteas preguntas estás dando la oportunidad a la otra de persona de mostrarte o enseñarte algo que aún no sabías.

 

  1. Ofrece soluciones

El receptor debe sentir que tienes las respuestas frente a sus problemas y, que además, puedes satisfacer sus necesidades. De este modo, puedes plantear preguntas, dejar que te digan cuáles son sus intereses y, en base a esto, ofrecerles una solución con tu producto o servicio.

 

  1. Elabora tu mensaje

Normalmente percibimos y recordamos mejor las cosas cuando las asociamos con otras que ya conocemos, esto hace que tu producto sea único. Busca una frase corta que resuma tu idea principal.

 

  1. Transmite seguridad

Evita frases como “creo que”, “me gustaría” y sustitúyelas por otras como “estoy seguro de que”, “voy a hacer”. Transmitir seguridad es un punto clave para generar confianza y atraer a tus clientes.

 

  1. Sé creativo

Para que no resulte aburrido contar tu proyecto si tu negocio es muy técnico puedes utilizar la técnica del Storytelling, si sabes emplearla de la manera adecuada seguro que captarás la atención de tus clientes y triunfarás.

Para hacer esto, debes estar preparado para contar una historia inolvidable y convincente que atraiga a la audiencia. Cuando se trata de lanzar la puesta en marcha, es mejor contar tu historia, no venderla.

 

  1. Sé sincero

Si no sabes responder a una pregunta, no mientas. La confianza es un valor que cuesta ganar pero que se pierde muy rápido. Piensa que los clientes están muy bien relacionados entre sí y no conviene ganarte una impresión negativa ya que esto podría pasarte factura.

 

  1. Establece una conexión

Debería servir como una tarjeta de presentación verbal que ofrezca una presentación convincente y breve a sus negocios e intriga para aquellos que lo desconozcan, y que esto, sea lo que les lleva a buscar más detalles sobre la empresa.

Quítate el foco de ti mismo y trata de aprender lo más posible sobre tus clientes. Esto hará que se inicie una conversación real y te permitirá conectarte realmente, incluso después de que termine su viaje en el elevator pitch. La información que obtendrás será de gran ayuda a medida que avanzas hacia la construcción de una relación genuina.

Concluye resumiendo tus puntos más importantes de la conversación y proporcionando una posibilidad para que un cliente potencial pueda contactarte. Asegúrate de tener una tarjeta de visita disponible.

 

Una vez que hayas preparado y practicado tu elevator pitch, pruébalo frente a familiares o amigos. Pregúntales acerca de su opinión e intenta ajustarlo para que quede perfecto. Es importante que las personas a las que se lo cuentes sean capaces  de comprender de inmediato lo que haces y quieran saber más.

También es importante garantizar que los mensajes clave sobre tu negocio sean consistentes en todos los canales de comunicación, incluyendo herramientas online. No olvides que el sitio web de tu empresa es la puerta de entrada online para que los demás la conozcan. Así que piensa en esto cuando elabores el elevator pitch. Los clientes deben comprender en segundos el valor de la empresa y qué beneficios aporta.

Es fundamental  que obtengas el apoyo de tus empleados en tu estrategia de comunicación. Son los embajadores de tu empresa, y también, deberían poder exponer su caso cuando hablen del negocio.

El máster MBA de EUDE Business School te permite prepararte como líder y profesional en todos los ámbitos de la empresa. Además, adquirirás seguridad  para poder emprender todo tipo de proyectos.

 

Juan Díaz del Río

Director del MBA en EUDE Business School

 Master MBA

Topics: MBA, Elevator pitch, master mba