23 October 2018

Coaching como herramienta de liderazgo

Posted by Daniel Benjumea

coaching

Las empresas y las compañías necesitan profesionales capaces de ejercer un liderazgo efectivo y enfocado en los objetivos de las organizaciones, y esto implica contar con un líder que no se limite únicamente a dirigir y motivar al equipo.


Este tipo de líder podía ser suficientemente válido en el pasado, pero no en el ultra competitivo contexto actual. Hoy en día un líder debe ir más allá y, sobre todo, debe ser capaz de crear verdadero valor para la empresa. Y para ello el coaching puede resultar una herramienta de inestimable ayuda.

Coaching y liderazgo: un tándem muy poderoso

El coaching empresarial es una metodología capaz de modelar el papel o rol del líder de una organización, con el fin de convertirlo en más efectivo para los intereses de la empresa a la que pertenece.

No cabe duda de que los líderes tienen una serie de cualidades que pueden considerarse innatas, pero con el entrenamiento y el uso de las herramientas adecuadas es posible mejorar y potenciar esas dotes de liderazgo para alinearlas totalmente con los objetivos e intereses corporativos.

Un buen líder para la empresa es aquel capaz de hacer cumplir la estrategia de negocio previamente marcada, siguiendo para ello una hoja de ruta con unas acciones personales y colectivas muy claras y concretas.

Por otro lado, un líder deber tener la capacidad de contagiar y transmitir al equipo de profesionales que esté a su cargo la visión más rentable y productiva para la organización. Una visión que, por otra parte, no tiene por qué coincidir totalmente con el punto de vista personal del líder.

¿De qué formas puede el coaching empresarial ayudar a conseguir el mejor liderazgo?

En el entorno adecuado, el coaching puede ser la herramienta básica para que el líder logre a través de su conducta, influir de forma positiva en resto de profesionales, dicho de otro modo, el rendimiento y la satisfacción aumentan dentro de la Organización.

Muchas empresas de todo el mundo y de muy distintos sectores han encontrado en el coaching la clave para potenciar el tipo de liderazgo más efectivo para la organización, puesto que es una metodología de gran utilidad para llevar a cabo acciones tan importantes como:

  • Establecer objetivos claros y desarrollar un programa para cumplirlos.
  • Definir las competencias y responsabilidades necesarias, individuales y de equipo.
  • Conseguir el máximo desarrollo profesional y personal de los individuos.
  • Ayudar al líder a tener la visión adecuada de la empresa y transmitirla de forma efectiva al resto.
  • El empowerment  del coaching enseña a ejercer un liderazgo de consenso y participativo, aprovechando las ideas y el talento de todos.
  • Crear un ambiente de trabajo positivo, donde se fomente la suma de ideas, esfuerzos y la colaboración.
  • Neutralizar las posiciones de fuerza, las imposiciones y aquellas situaciones en las que a los empleados no se le dejes exponer sus pareceres e ideas y se reprima creatividad. Dichas situaciones pasan a ser palancas de apoyo a la Organización.
  • Con el coaching se aumenta la confianza, el compromiso y co-responsabilidad de todos los profesionales con su empresa, lo que se traduce en unos resultados mucho más positivos.
  • Otro de los beneficios más potentes del coaching es enseñar a los líderes a detectar tanto las oportunidades como las amenazas de los mercados y encontrar las mejores soluciones posibles.
  • Mejora la capacidad de tomar decisiones de los Líderes de la Organización, su capacidad resolutiva y les provee de herramientas para el análisis y toma de decisiones en situaciones complejas.

En cierta manera, lo que persigue el coaching es profesionalizar al líder para que, usando técnicas de motivación, persuasión y asertividad, vehicular sus capacidades y competencias en beneficio de la empresa. 

Daniel Benjumea Aparicio, Docente en Habilidades Directivas

EUDE Business School

Máster Recursos Humanos Eude