28 July 2015

Seis formas de financiar tu máster

Posted by Félix Blasco

financiar máster

Hay un elemento muy sensible a la hora de tomar la decisión de estudiar un máster, y es el precio.

No nos engañemos: El precio de la maestría, es un detalle capital en tu proceso de elección, porque condiciona en buena medida las posibilidades reales de llevar a cabo el plan con éxito o no.

Con la multiplicación de la oferta de masters es posible encontrar una diferencia de precios muy notables. Esto tiene que ver con que el servicio que se ofrece (la formación) no es idéntica. Ni el tiempo que dura. Ni el cuadro de profesores. Ni las instalaciones. Ni el programa de prácticas. Ni el prestigio de la escuela… Una vez que tengas claro qué programa te interesa y con qué características, es el momento de tomar la decisión teniendo en cuenta la inversión y el esfuerzo que precisa por tu parte.

En algunos casos el estudiante ya cuenta con el dinero que va a necesitar para el coste de matrícula, el viaje, la estancia, la manutención… Si es tu caso, puedes saltarte el resto de este post.

Pero si necesitas más información para tomar una decisión razonada y que se ajuste a lo que quieres y puedes pagar, ten en cuenta estas seis opciones para poder financiar tu máster:

 

  1. Mediante la propia escuela de negocios: Muchos de estos centros tiene acuerdos con entidades bancarias para financiar los gastos del máster. Las condiciones suelen ser más ventajosas que en caso de los créditos al consumo, entre otras razones porque suelen incluir un periodo de cadencia de entre dos y cinco años para empezar a devolverlo. Pregúntalo cuando hables con un asesor académico del centro.

 

  1. Puedes consultar en tu banco por un préstamo. Hay un porcentaje de alumnos que recurren a la entidad financiera con la que trabajan para financiar este tipo de estudios. Aquí la ventaja radica en el conocimiento previo por ambas partes, lo que puede facilitar el acuerdo.

 

  1. Si ya estás trabajando ¿Has pensado en plantearle a tus jefes que te ayuden con el pago del máster? No es nada descabellado. La formación de los trabajadores es un activo de las empresas, y algunas de ellas cuentan con programas de estímulo al aprendizaje por el que financian todo o una parte del coste.

 

  1. Los masters semi presenciales y on line son idóneos para compatibilizarlos con un trabajo. Algunos estudiantes optan por trabajar a media jornada durante un año para pagar los gastos. El resultado compensa el esfuerzo.

 

  1.  Con ayuda de una beca para posgrados. Numerosas fundaciones y organismos públicos y provados ofrecen ayudas para estudiar un postgrado en el extranjero. No te será difícil localizarlas, pero apunta estas tres para empezar: Fundación Rafael del Pino, Fundación Ramón Areces y Banco de Santander. Por otra parte, algunas escuelas privadas ofrecen becas propias para completar el pago de la matrícula. No dejes de preguntarlo si te pones en contacto con ellas.

 

  1. Muchos estudiantes, sobre todo los más jóvenes, acceden a este tipo de estudios a través de la ayuda de su familia. Se trata de una fórmula habitual que no desmerece a ninguna de las demás, entre otras cosas porque a ellos no hay que convencerles de algo que tú ya sabes: la formación es la mejor inversión para cualquier persona que quiera crecer profesionalmente.

 

Escoge la fórmula que te encaje y prepárate para empezar una de las etapas más determinantes de tu carrera. El máster es la llave de tu futuro profesional, y aquí no hay que llamar a la puerta, sino abrirla.

 

New Call-to-action 

Topics: Financiación

    
Eude te llama