10 June 2016

Financiación de proyectos de emprendimiento: Máster MBA.

Posted by Félix Blasco

Master MBA financiacion de proyectos de emprendimiento

Quizás tienes un espíritu emprendedor o quieras ocupar cargos de alta responsabilidad en una empresa,  pero necesitas aumentar tus conocimientos en el mundo empresarial, para ello un Máster MBA será tu solución.

Si tu idea es emprender, uno de los principales problemas con los que te puedes encontrar es a la hora de conseguir financiación.

Fernando Moroy Hueto, director de relaciones Institucionales de la Caixa-D.T Madrid y Vicepresidente en España de la Red de Business Angels Keiretsu, da una serie de recomendaciones muy interesantes en esta área. Algunas de las que te resumimos a continuación.

La primera idea a la hora de iniciar un negocio es:

 

¿Qué necesito para arrancar mi negocio?

Una vez que has delimitado el plan de inversiones, le toca el turno al plan de financiación.

La financiación solo tiene dos fuentes en el momento inicial: Recursos propios, es decir, la aportación de los socios emprendedores, los llamados “4 F”, founders, friends, family y fools, y la Financiación ajena.

El 50 por ciento de lo que necesitas para iniciar tu negocio deben ser recursos propios, esto no le pasa solo a los emprendedores nobeles, les pasa también a las grandes empresas que reducen su nivel de deuda.

Ya sea una empresa de nueva creación o  una empresa en funcionamiento, nadie a futuro  te va a dar un endeudamiento superior en tu balance al 50 % del total pasivo. Lo cual es muy lógico, una empresa es de sus accionistas por lo que se debe notar, tienes que tener por lo menos invertido el 50%  del total pasivo, sino será muy complicado llevar adelante tu nuevo proyecto.

Hay que ser muy austero cuando se inicia un negocio como medida de precaución y de saneamiento.

 

El plan financiero está dentro del Business plan, ¿Es realmente necesario tener un Business plan?

Lo que es cierto es que, hoy en día, las entidades con las que nos relacionamos no nos escucharían sino lo tenemos. Por lo tanto, no es una condición suficiente pero si necesaria.

El dinero, probablemente será más escaso y más caro en casi todas las partes del mundo, es decir, el acceder a esa “materia prima” va a ser más complicado, los diferenciales que nos van a poner los proveedores serán más altos.

De ahí la importancia de que el proyecto sea “lean startup”, poco intenso en capital y de rápida validación de sus modelos de negocio.

Siempre será difícil obtener financiación en la fase inicial de la empresa, en un principio tu proyecto se considera de alto riesgo, eres “una bomba con patas”.

La financiación del emprendimiento no es bancaria en ninguna parte, los bancos no están para esto, recuerda que un banco es una institución privada que busca un beneficio económico.

Entonces ¿Cómo conseguimos el otro 50% necesario para financiar nuestro proyecto? (Recuerda que el otro 50 % tiene que ser propio)

 

La financiación puede tener dos vías:

1- Vía deuda.

2- Vía Equity.

¿Tener deuda es malo? No, la deuda sirve para rebajar el coste medio de los recursos de la financiación de nuestros pasivos, porque el coste de la deuda siempre es inferior al coste de los recursos propios. Osea que tener deuda, financieramente, no es malo, con ciertos límites, por supuesto.

La segunda gran virtud que tiene la deuda lo es en términos de gobernanza, de gestión. Si hay un proveedor financiero de deuda lo que quiere, como es lógico es que se lo devolvamos con sus intereses en tiempo y forma. Pero no interviene nunca en la gestión.

La vía Equity (inversores externos) no es interesante en un primer momento porque, probablemente, por una porción de dinero más pequeña quiera adquirir una porción del capital alta. Además, de que, por supuesto, intervendrán en la gestión limitando tu libertad.

Si desde el principio perdemos una parte importante del control de la empresa ¿qué pasará en el futuro?

 

INSTRUMENTOS DE FINANCIACIÓN EN DEUDA.

1- MICROCRÉDITO.

Con un importe de hasta 25000 euros, sin garantías adicionales, a largo plazo, hasta 5 años. Son comisiones “blandas” sobre un 8,25%. En el caso de la Comunidad de Madrid con asesoramiento de la misma.

Esto se haría a través de entidades como la AJE, el INJUVE, Universidades, Escuelas de Negocios…

 

Entre los microcréditos que podemos solicitar se encuentran:

 

  • PRÉSTAMOS PARTICIPATIVO DE ENISA.

Se trata de una línea para emprendedores que se divide en:

 

-Jóvenes emprendedores (Hasta 40 años), con un importe de entre 25000 y 75000.

 

-  Emprendedores (Para el resto) de hasta 300000 euros.

Tiene unos intereses muy interesantes.

La única garantía exigida es la solvencia del proyecto empresarial y del equipo gestor, lo que se exige son aportaciones mínimas de los socios vía capital del importe del Préstamo.

 

  • Línea de Emprendedores de AVALMADRID.

Conceden un aval para que, a través de las entidades con las que colaboran te otorguen el crédito que necesites. Este aval es para un importe máximo de hasta 60000 euros, lo que exige es que los emprendedores aporten como mínimo el 25% del importe del plan de inversión presentado.

 

  • Proyectos NEOTEC del CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial )

Dirigido a empresas de base tecnológica. Otorga hasta un 70% de los gastos aceptados en el plan de Negocio presentado, con un importe máximo de 250000 euros. Una gran ventaja es que no hay que amortizar este préstamo hasta que no se tiene caso positivo.

 

De esta forma conseguiríamos pasar los dos primeros años de vida, siempre y cuando todo vaya evolucionando bien.

 

El siguiente paso, si parece que el negocio se consolida, que todo va bien, es seguir impulsando nuestro proyecto. Nos hace falta, por ejemplo, más presión comercial.

 

Cuando una empresa crece es porque una empresa vende y esto significa que tu tamaño de activo, sobre todo el corriente,  va aumentando. Por otra parte, por el lado del activo pasivo, alguien tendrá que financiarlo. Ya no podemos recurrir a la Deuda, recuerda que esa vía ya la hemos agotado en los dos primeros años de vida, y nosotros ya no podemos poner más dinero porque aún no lo tenemos.

 

La solución puede ser llamar a un tercero que se interese por nuestro proyecto.

 

Este tercero sería el “Business Angels”, un inversor privado, una persona que legítimamente, tienen su dinero propio y que quieren rentabilizarlo.

 

 

2- INVERSORES PRIVADOS. Business Angels y Capital Riesgo.

 

Existen muchas formas de financiarse con inversores privados, fondos de capital riesgo, préstamos participativos, mercado alternativo bursátil…

 

Fernando Moroy Hueto, destaca la figura de los Business Angels como figuras que “reforzarán los recursos propios para poder seguir creciendo en los próximos dos años.”

 

 

Ventajas:

 

  • Aporta capital para el desarrollo del proyecto.
  • “Capital inteligente”, contactos, conocimientos de clientes, proveedores…
  • Aumento de credibilidad del proyecto para las nuevas necesidades de financiación.

 

Desventajas:

  • En función de la “injerencia” en la gestión del día a día de la empresa.
  • En función del Pacto de Socios que haya “impuesto” en la entrada, clausulas etc…

 

   

Si quieres saber más sobre este tema, te animamos a descargarte de forma gratuita una Masterclass de la Escuela de Dirección y Empresa EUDE sobre el apasionante mundo de la financiación y de los “Business Angels”

02-mba-seminario.png

 

 

Master MBA

Topics: MBA, emprendedores

    
Eude te llama