03 May 2016

El techo de la Globalización y el Comercio Internacional

la globalizacion y el comercio internacional

El Comercio Internacional en el marco de un mercado cada vez más globalizado, tendrá cada vez una importancia mayor y presencia.

 

Para empezar, deberíamos entender qué significa globalización:

 

La "globalización", es la interdependencia creciente de los países que surge de la integración cada vez mayor del comercio, las finanzas, los pueblos, la comunicación y las ideas en un mercado global.

 Los datos disponibles indican que la globalización ha supuesto un gran impulso al crecimiento económico en economías de Asia como Hong Kong, la República de Corea y Singapur. Pero no todos los países en desarrollo participan igual en la globalización ni están en condiciones de beneficiarse de ella.

 

En realidad, con la excepción de la mayoría de los países de Asia oriental y algunos de América Latina, los países en desarrollo se han integrado en la economía mundial con lentitud y bastantes dificultades.

 

La participación de África al sur del Sahara en el comercio mundial ha disminuido paulatinamente desde fines de los años sesenta y la participación de los principales exportadores de petróleo descendió abruptamente con la caída en los precios del petróleo que se produjo a comienzos de los años ochenta. Incluso para los países que protagonizan la globalización, los beneficios vienen acompañados de nuevos riesgos, desequilibrios y problemas compartidos en esta interdependencia común.

 

De hecho uno de los grandes debates más controvertidos sobre el desarrollo, es el equilibrio entre los costos y los beneficios de la globalización para los distintos grupos de países y la economía mundial.

 

Es decir, un país de intensa actividad comercial se beneficia de las nuevas tecnologías que le llegan indirectamente de los países con los que mantiene relaciones comerciales, así como de los conocimientos que se pueden extraer de los equipos importados para la producción. Estos beneficios tecnológicos indirectos son particularmente importantes para los países en desarrollo porque les brindan la oportunidad de aumentar su productividad de forma más rápida para ponerse a la altura de los países desarrollados. Las antiguas economías de planificación centralizada, que no pudieron aprovechar muchas de las ventajas del comercio mundial debido al aislamiento de las economías de mercado que se les impuso por razones políticas, tratan actualmente de sacar partido de esas ventajas reintegrándose en el sistema de comercio internacional. Pero sin lugar a duda, la globalización había significado que el comercio internacional crecía más rápido que el PIB.

 

La Gran Recesión que empezó en 2008-2009 no produjo, como consecuencia directa, un proteccionismo que ahora comienza a crecer y que ha producido un bache en este comercio del que el mundo no se ha recuperado. Un proteccionismo debido a la fragilidad de la recuperación europea y al menor crecimiento de la economía china, o estructural, ligado a un cambio en las cadenas globales de valor que podría suponer a largo plazo como hipotética posibilidad, no es por alarmismo, de un estancamiento en el futuro del ritmo de intercambios comerciales ralentizándose los flujos y alcanzando su techo de desarrollo.

 

No obstante, a largo plazo el crecimiento de las exportaciones globales, y de sus componentes, debería volver a estar en equilibrio con el crecimiento del PIB. Pero si este no crece, el otro tampoco lo hará.

 

Pero sin lugar a duda podemos estar en una fase nueva de la globalización. Un informe del McKinsey Global Institute,“Globalización digital: la nueva era de flujos globales” (Digital Globalization: The New Era of Global Flows), parte de que el mundo está más interconectado que nunca, y aunque el comercio mundial de bienes se mantiene plano “por primera vez en la historia, las economías emergentes suponen más de la mitad de los flujos comerciales globales, y el comercio Sur-Sur es de más rápido crecimiento”. A lo que añade que “los flujos transfronterizos de datos están creciendo rápidamente”.

 

Señala que decenas de millones de pequeñas y medianas empresas en todo el mundo se han convertido en exportadoras, en micro-multinacionales, al entrar en plataformas de comercio electrónico como Amazon, Alibaba, eBay y otros.

 

Si te gustan los Mercados Internacionales y el Comercio Internacional, puedes conseguir una mayor especialización con la realización de un Máster en Comercio Internacional.

Un máster en Comercio Internacional debe capacitarte como especialista para  diseñar un plan estratégico Internacional y para hacer frente a todos los retos que se presentan en el proceso de internacionalización de una empresa. Además, entre otros beneficios, potenciará  tu currículum vitae y aumentará exponencialmente tus posibilidades de inserción y mejora laboral.

 

Álvaro Gutiérrez Soto.

Director Académico EUDE

Comercio Internacional Eude

 

Topics: comercio internacional, Master en comercio Internacional

    
Eude te llama